LA EDAD DE LA FICCIÓN TELEVISIVA

abril 1, 2009 at 1:19 pm (series, Televisión) (, , , , , )

TelevisiónLa  experta en comunicación audiovisual Concepción Cascajosa define la era en la que nos encontramos como la “época dorada de la televisión”, ya que “nunca ha habido tantas series de calidad”. Una de las autoridades teóricas en televisión más importantes de Estados Unidos, Robert Thompson, ya había hablado de la “segunda edad dorada de la televisión” para referirse al periodo desde principios de los años 80 hasta mediados de los 90 (la primera fue en su momento fundacional), pero probablemente sea ahora cuando el medio esté viviendo el mejor momento de su historia.

Las series se están posicionando como el gran exponente de la creación dramática de la cultura del siglo XXI, que tiende hacia lo audiovisual como fundamento base: “Sin duda Dumas o Dickens estarían hoy en televisión”, apunta Ruiz Zafón para El País.

Esta explosión es debida en gran medida a la conjunción de factores que afectan al mercado de la pequeña pantalla en Estados Unidos: las grandes cadenas generalistas (networks) compiten las audiencias masivas por lo que se ven obligadas a la búsqueda continua del próximo bombazo. Este es el sector del mercado al que pertenecen series como House M. D. (Fox), Grey’s Anatomy (ABC), Heroes (NBC) o Lost (ABC). Por otra parte, los canales de pago se han apropiado de los nichos de mercado ofreciendo a sus suscriptores productos innovadores y de gran calidad. Es el caso del canal premium HBO que emite actualmente series como “True Blood” o “Entourage”. A continuación, el análisis de dos casos paradigmáticos.

House

En cuanto al caso concreto de House M.D, podemos encontrar en ella planteamientos novedosos en lo que a ficción médica se refiere: se trata de una serie sobre un hospital pero con un componente de investigación que navega entre lo científico y lo detectivesco. Esto es lo que la hace especial dentro del panorama de las series médicas (Grey’s Anatomy, E.R, Scrubs, etc.), cada una tan diferente en su punto de vista que sus respectivos targets aun no ha mostrado síntomas de saturación.

Este producto audiovisual hace un uso sistemático del mismo planteamiento narrativo capítulo tras capítulo: una persona sufre una extraña crisis mientras desarrolla su vida cotidiana, es ingresado en el Princeton-Plainsboro; House y su equipo inician una investigación clínica realizando distintas pruebas que no acaban por llevar a un resultado satisfactorio, el paciente llega a un estado crítico, pero en el último momento el doctor House da con el diagnóstico casi a través de una revelación.

Sin embargo, la serie incorpora un conjunto de ingredientes novedosos que combinan la investigación policial y científica, el funcionamiento de un gabinete de abogados (toma de decisiones, reuniones), planteamientos estéticos más propios de las ficciones de terror y ciertas variables procedentes del género fantástico.

True Blood

Frente a House, que ya se puede considerar todo un clásico de la televisión con sus cinco temporadas, una novedad de este año: True Blood. Se trata del producto revelación de la temporada 2008/2009 del canal premium HBO. Ya a priori, antes de que fuera estrenada, la serie ya había generado una gran expectación porque suponía la vuelta a televisión del guionista Alan Ball después de la finalización de A dos metros bajo tierra. Además el sello HBO  siempre es una garantía de calidad y, no lo olvidemos, los vampiros están de moda.

El piloto supuso, en general, una decepción para los seguidores que con tantas ansias habían estado aguardando. Sin embargo, la serie ha sabido remontar y en tan solo doce capítulos (los que dura la primera temporada) ya se ha convertido en una serie de culto para todos los aficionados a la ficción televisiva.

Fuentes:

http://www.youtube.com/

http://www.fox.com/

http://es.wikipedia.org/

http://www.hbo.com/

http://www.formulatv.com/

http://www.elpais.com/articulo/portada/caja/tonta/lista/elpepusoceps/20081005elpepspor_7/Tes

Anuncios

Permalink Dejar un comentario